Editorial: El cambio de paradigma en el cine / por Alfredo Izquierdo

La necesidad de imaginar y contar historias ha sido uno de los impulsos que más nos ha caracterizado como humanos. Lo que empezó siendo una tradición oral de cuenta cuentos, subió de nivel con los trovadores, para luego multiplicar su difusión con la revolución de la imprenta. Después llegaron las ondas y apareció la radio, y por último la magia de la imagen nos ha mostrado historias fantásticas con unos efectos especiales capaces de confundir a cualquiera.


Hasta aquí ha sido una forma tradicional de contar historias en las que un espectador pasivo disfrutaba de lo que le cuentan otros, pero la fórmula está cambiando con la llegada del mundo de los videojuegos donde la forma de contar historias es inmersiva. El nuevo espectador pasará a ser parte de la historia que le están contando.

¿Y que pasará con el cine? El cine vive un momento de cambios espectaculares, en los medios y en las formas. Desde la digitalización y el avance de las telecomunicaciones, el cine está alcanzando unos niveles de producción y de reducción de costes inimaginables hace diez años. Este cambio acelerado está provocando un choque en el negocio del cine entre el viejo modelo y los nuevos modelos, con mucha competencia y una dispersión del público entre diferentes tipos de entretenimiento. El paradigma ha cambiado y ha llegado para quedarse. La industria del cine va a tener que cambiar si o si, pero seguirán haciéndose películas, muchas películas.

Y el tema del covid-19 va a acelerar el cambio, como en muchas otras áreas.

 



Alfredo Izquierdo
Director, Kursaal Magazine